Tarta colibrí (Hummingbird cake) RECETA

0
60303626_2493927633952846_260110198767616000_o

Hoy os comparto un receta que me encanta, ya que como buena fanática del coco, plátano y queso, esta receta se pone en el top de mis debilidades… Esta receta pertenece a la receta semanal en instagram, pero al llevar tantos ingredientes y la elaboración paso a paso, la dejo ya puesta en el blog. Os recuerdo que si hacéis la receta podéis etiquetarme en ella para verla y usar #chocolatisimorecetas para no perderme ninguna 🙂

Tarta colibrí (Hummingbird cake) RECETA

Podéis hacerlo para 3 capas de layer cake de 23cm o para 4 de 20cm. Os recomiendo hacerlo en los moldes tipo Layer Cake, es mucho más fácil de hacerla con capas horneadas que hacer el bizcocho y cortarlo, ya que al llevar las nueces y tantas cosas, es más fácil que se os rompa.

  • Nueces pecan tostadas troceadas muy pequeñas 250g
  • Coco tostado 60g
  • Harina de trigo 370g
  • Levadura en polvo 1 Cucharadita
  • Bicarbonato 1 Cucharadita
  • Canela 1 Cucharadita
  • Sal Una pizca
  • Plátanos maduros sin piel, machacados 250g
  • Huevos medianos a temperatura ambiente 4
  • Piña de lata en trocitos pequeños troceada (que no vaya en almíbar) 250g
  • Aceite girasol 160g
  • Azúcar blanca 150g
  • Azúcar moreno 200g
  • Vainilla en pasta 2 Cucharaditas
  • Mix especias

1/4 Cucharadita de cada una de estas especias menos de la pimienta
Jengibre en polvo
Clavo en polvo
Nuez moscada en polvo
Cilantro en polvo
Pimienta negra solo una pizca

  1. Precalentar el horno a 175C calor arriba y abajo sin aire. Yo lo hago 10m antes de meter los bizcochos.
  2. Para tostar el coco podéis hacerlo en una sartén a fuego bajo (sin aceite ni nada eh!)  moviendo sin parar hasta que comience a coger un color tostado. Esto lo haremos lo primero para que esté frío cuando lo metamos en la elaboración. Las nueces suelen venir tostadas, pero si no, haríamos lo mismo.
  3. Tamizar (es decir pasar por un colador para evitar grumos) la harina, con las especias y las levaduras y reservar.
  4. Si nuestros plátanos no están maduros (cosa muy importante para el sabor de esta tarta) los metemos con piel en el horno a 175C hasta que se pongan negros, id mirando que cada horno y plátano es un mundo jejejej. Esperamos que se enfríen, retiramos la piel y machacamos. Este truco me encanta 😀
  5. En un bol ponemos los plátanos machacados con la piña troceada y vamos agregando en el siguiente orden, cada vez que introduzcamos un ingrediente, mezclamos bien. Si lo hacéis a máquina, usad la pala.
  6. Aceite, azúcares, huevos (uno a uno), sal, todo lo tamizado que hicimos al principio, vainilla, coco y nueces.
  7. Forrar el molde para que no se nos pegue, yo uso spray desmoldante y pongo un papel de horno en la base, así salen mucho mejor.
  8. Pesamos toda la mezcla y dividimos el peso en los moldes que queramos usar, así nos salen todos iguales. Hornear entre 20-30 minutos. Normalmente los moldes de 20cm están sobre los 25 minutos y los de 23cm entre 30-35m. Lo importante es pinchar en medio y si sale limpio, estará listo, que cada horno es un mundo.
  9. Dejamos enfriar unos 30-40m en el molde, si desmoldamos caliente se nos romperá. Pasado ese tiempo pasamos a una rejilla y dejamos enfriar por completo.
  10. Poner la crema de queso entre las capas, por encima y los laterales. Decorar por encima con algunas nueces de pecan. Dejar reposar la tarta en la nevera mínimo 2 horas antes de consumir. Con el reposo estará muchísimo más buena.

CREMA DE QUESO ORIGINAL DE LA RECETA

Esta primera receta es la tradicional que se usa aquí en Inglaterra, pero abajo os dejo mi crema de queso favorita, que es la que uso en mi receta de carrot cake. La diferencia además del sabor es que la original, que es esta primera se puede hacer y usar al momento, mientras que mi receta hay que hacerla mínimo 3 horas antes, aunque la mejor textura es cuando reposa toda la noche en la nevera. 

  • Queso philadelphia (que no sea light) 200g
  • Mantequilla sin sal pomada 250g
  • Azúcar glas 600g
  • Vainilla en pasta 2 Cucharaditas
  1. Poner la mantequilla en pomada en la amasadora con la pala y dar unos minutos hasta que esté bien cremosa.
  2. Agregamos el azúcar poco a poco sin parar la máquina hasta que se integre por completo.
  3. Agregamos la vainilla, que puede ser en pasta o líquida. Y mezclamos por 1-2 minutos.
  4. A la velocidad más baja, agregamos el queso recién sacado de la nevera y mezclamos, no hay que batir mucho, solo lo justo para que se integre, si nos pasamos se nos cortará.

CREMA DE QUESO (Mi receta favorita)

Aquí tenéis mi receta favorita, ya que no es tan dulce como la original y es más cremosa y para mi gusto más deliciosa.

  • Queso philadelphia (que no sea light) 600g
  • Mantequilla sin sal pomada 300g
  • Azúcar glas 150g
  • Vainilla en pasta 2 Cucharaditas
  1. Tener el philadelphia a temperatura ambiente o calentarlo un poco  en el microondas hasta ablandarlo.Poner en pomada la mantequilla y agregarlo al mismo bol, mezclar bien, añadiremos la vainilla  y por último el azúcar glass tamizado para que no se creen grumos en el frosting y así no tengamos que usar la batidora para quitarlos.

Como veis esta elaboración al templar un poco el queso crema, se une todo mejor pero requiere más reposo en nevera tal y como os dije. Yo siempre lo hago el día de antes de hacer el bizcocho por la tarde, así reposa toda la noche en la nevera y está perfecto para el día siguiente.

Espero que os guste!!! 🙂

No hay comentarios

Dejar un comentario