Rodaré hasta Sevilla

0

A este paso rodare hasta mi casa en vez de ir en avión. Este fin de semana ha tocado heladería y pastelería. He probado como 15 helados distintos, casi todos los siropes posibles, todos los frutos secos, los secos y azucarados, casi todas las clases de chocolate valrhona.

Tenemos una parte que es dulce en vasitos pequeños, el cual va compuesto de abajo a arriba en: una base de siropo, un cremoso, un crocante, una ganache y decoración (ya pondre fotos). He hecho 200, la cosa es que algo que parecía tan fácil se convirtió en hora y tres cuarto de trabajo un poco frustrado a veces. Combinaciones de sabores, probando de todo, colores, crujidos… ¡Madre mía! Quien diría que rellenar un vasito dulce tendría tanto trabajo.
Hay veces que pienso que si mi paladar pudiese hablar me diría cosas como: ¡Deja ya de darme dulces! ¡Quiero jamón, queso, chorizo! Estoy empalagada y con unos kilos de mas seguro en tan solo una semana, pero es lo que tiene el trabajo. (Venga ahora es cuando decís: Ohh pues a mi me encantaría probar todo el día cosas dulces y chocolates) Eso pensaba yo también al principio. Ahora cuando tengo llenos los brazos de chocolate hasta cerca de los codos (literalmente) se me pone hasta cara de asco, cuando se que gente como mi hermana ya se habría o me los habría lamido enteros.
Esta mujer es TAN parecida a mi (hablando pasteleramente) nos tiramos las horas hablando de pruebas que hemos hecho cada una, probando cosas nuevas, inventando… Que genialidad!
Y he de decir que mi intento de ordenar mis recetas ha sido un poco inútil por ahora.
Me compré un archivador al llegar con sus respectivas hojas transparentes para meter las recetas pasadas ya a ordenador, y lo que mas hay dentro de esos plásticos son recetas con millones de anotaciones por todos lados, manchas de chocolates, huevos, de todo vaya.
Recuerdo esta conversación con Octal cuando fui a Valencia. Y ahora que lo pienso, creo que cuando llegue a los 80 tendre muchìsimos archivadores con recetas, pero con recetas aputadas en sitios tan geniales como: Servilleta de bar, trozo de papel arrancado, clinex, trozos de revistas. Y mi pasión por esto llega tan lejos que en móvil los mensajes que tengo como “guardados” casi todos son recetas.
Este sábado he hecho una receta de Sacher INCREÍBLE, tan INCREÍBLE que nunca había probado una Sacher TAN pero TAN buena. Giusi (que así es como se llama mi jefa) le gusta tanto investigar como a mi, y a la vez me deja libertad para hacer lo que quiera y como quiera, luego juntas al probar pensamos que cosas podrían ir bien o cambiar. A este paso me pongo a hacer torrijas en Ascoli.
Ella esta tan contenta conmigo como yo con ella.Hoy, al preguntarme cuanto tiempo estaría en Bcn me ha casisuplicado que cuando tenga algo de tiempo libre me venga a trabajar con ella y así probamos cosas nuevas que hayamos aprendido ambas. Estos meses que voy a estar aquì ya estamos mirando para ir a algún curso juntas y de ahí sacar millones de cosas nuevas para nuestros archivadores infinitamentes caóticos. Formamos un gran equipo.
Genial, genial y genial.

No hay comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.