Pastelerias en Hamburgo – Café Paris

0
cafe-paris-hamburg

Desde hoy voy a comenzar a publicar las pastelerías en Hamburgo que he ido visitando en este tiempo que llevo viviendo aquí. Es increíble como me pasa siempre lo mismo, vivo durante un tiempo en una ciudad y dejo para el último momento el visitar y hacer fotos de sitios importantes ¡Ouch! Esto de dejarle tantas cosas a mi yo del futuro…:D

Como ya sabéis vivo en Hamburgo desde hace un año y medio,y en este tiempo he visitado muchos restaurantes, pastelerías y panaderías  (podéis verlo en mi Instagram).  En cada sitio que visito o en el que vivo hago lo que yo llamo “mis rutas pasteleras” y aquí en Hamburgo, en cuanto llegué, me puse manos a la obra para conocer al 100% la pastelería alemana, cosa que desconocía. 

Como en breve me mudo de aquí, he pensado que estaría bien tener publicado en el blog los sitios pasteleros que he ido visitando en este tiempo, ya que me he hecho mis propias rutas y he buscado y probado siempre sitios donde haya cosas de calidad y que tengan una buena relación calidad/precio.

Así que si visitáis Hamburgo y queréis probar sitios ricos, yo os voy a dejar aquí mis favoritos. 🙂 También tengo pendiente un par de posts de unos viajes que hice el año pasado por Alemania, donde probé cosas riquísimas y que desconocía totalmente. Espero que con estos posts conozcáis cultura pastelera alemana más allá del käsekuchen (tarta de queso) o el famoso apfelstrudel y, si tenéis alguna duda, sabed que podéis preguntarme lo que queráis en los comentarios. 🙂

Este post por el que comienzo hoy es de un sitio llamado Café Paris, situado al lado del ayuntamiento de Hamburgo. No es una pastelería, pero soy una adicta a darme súper macro desayunos y encontrar sitios buenos es complicado. Una cosa que me gusta mucho de Alemania es que se estila bastante el buffet libre de desayuno en muchas cafeterías o restaurantes y a muy buen precio. Iré poniendo en el blog tanto pastelerías como sitios de desayunos ricos en Hamburgo por si sois unos yonkis del desayuno como yo. ^_^

El desayuno que pedimos fue el Grosses Frühstück für zwei (desayuno grande para dos personas) que cuesta 29€ y, antes de irnos, dos macarons porque mi neurona pastelera necesitaba probarlos, más abajo os doy mi opinión sobre ellos.

Aquí podéis ver la carta del desayuno, lo que en alemán se llama Frühstück. También se puede comer y, lo mejor de todo: desde que abren hasta que cierran ya que tienen la cocina siempre abierta. El servicio es muy bueno, son amables y muchos hablan en inglés, cosa que se agradece cuando sabes muy poco alemán o nada. Y es que aunque os parezca raro, de cara al público, son muchos los sitios donde solo hablan alemán. No os quiero ni contar la cara de asombro que se me quedaba al principio de vivir aquí, cuando preguntaba en alemán si sabían hablar inglés y te contestaban que no. O_O  Que cuando es un restaurante o pastelería vale, pero cuando tienes que ir a una oficina a por documentos oficiales… En fin. Si queréis venir a vivir a Alemania ¡aprended alemán!

Esto no es un desayuno… es ¡un desayunaco! Estaba todo buenísimo, una variedad increíble como habéis podido ver en la primera foto y una calidad muy buena. Os recomiendo no cenar la noche de antes o cenar poco, ¡porque ya estáis viendo todo lo que es! Yo siempre que hago este tipo de súper desayuno los llamo “Desayunmuerzos” porque ya luego como por la tarde algo pequeñito y ceno más bien poco también.  🙂

Si sois unos amantes del café como yo, en este sitio también está muy rico. La única pega que tiene este sitio para mí, es que como es tan conocido, siempre está lleno y es bastante ruidoso. Más la parte de abajo que la de arriba, así que si queréis merendar o comer tranquilos no os recomiendo la parte de abajo. ¡Ah y una cosa súper importante! Es importante que reservéis mesa; siempre está lleno y suele ser bastante difícil encontrar una libre. Aunque si te gusta esperar cola durante media hora o más, puedes ir sin reserva. 😉 Al final de este post te dejo todos los datos sobre este sitio.

Después de este súper desayuno, no pude resistirme a comprar un par de macarons, ya que como todo el desayuno había estado tan rico y además ya probé en su momento un par de tartas y el chocolate a la taza y estaba todo riquísimo, pensé que los macarons estarían maravillosos ¡pero me equivoqué! Los compré para llevar porque ya no podía más con mi vida y me los tomé como merienda. Lo primero que no me gustó es que dos macarons, del tamaño estándar macarons, los metieran en una caja bastante grande y bailaban todo el rato de un lado para otro cuando lo llevaba en la bolsa.

Lo segundo fue el aspecto de ambos. Los macarons no estaban lisos ni brillantes, se notaban en boca (y en la foto podéis verlo) los grumos, algo muy normal cuando a) no tienes experiencia b) eres un punki pastelero c) eres un pastelero con prisas y prefieres sacarlo así a no sacar nada. Lo tercero que me decepcionó muchísimo es el montaje del macaron ¿Tanto se tarda en poner bien una ganache en un macaron? ¡NO! Y a mi esa dejadez por un macaron que me están cobrando a 1,60€ pues como que no me gusta nada tampoco. Punto a favor de los macarons: ¡tenían ganaches de verdad y no estaban rellenos de crema de mantequilla! 😀

Y lo cuarto peor de estos macarones, el sabor de la ganache. Tengo el sentido del gusto muy pero que muy desarrollado, y en el olor a la hora de catar puedo notar el “sabor a nevera” o si ha estado fuera junto con otros alimentos. El sabor de ganache con matices de nevera y otros alimentos, más un chocolate no del todo bueno ¡horror de macarons! pero tengo que decir, que los he tomado peores, mucho peores. No sé si alegrarme o no por eso… No sé si en un futuro estarán mejores, pero los que yo he probado ahora, nada de nada…

La primera vez que visité este sitio fue el invierno pasado, aquí os dejo unas fotos. Fui para merendar y por suerte tenían mesa libre casi al momento de llegar.

Tienen bastantes tartas, aunque casi todas del estilo que estáis viendo abajo. Esos sí, ¡todas deliciosas! De verdad que me encantó. Me recordó mucho a una pastelería que hay en Dublín que se llama Queen of tarts ¡ñam ñam! 🙂 Para acompañar pedí un chocolate a la taza, ya que es complicado que yo encuentre un buen chocolate a la taza porque al momento noto si me están dando un cacao de mala calidad. Para mi sorpresa estaba bastante bueno, bueno de textura y la nata que lo acompañaba también riquísima. 🙂

Ya sabéis, si visitáis Hamburgo y tenéis mono de tartas ricas, o un súper macro desayuno o incluso de comer, que la carta de comida está muy bien también, yo os recomiendo este sitio. 🙂

Información Café Paris Hamburgo

Metro para llegar: U3 (línea amarilla). Parada Rathaus

Página web (en alemán, inglés y francés).

Horario:

De lunes a viernes de 9:00 a 23:30

Sábados y domingos de 9:30 a 23:30

Dirección: Rathausstraße 4, 20095 Hamburg, Alemania
Teléfono para reservar: +49 40 32527777 (Hablan alemán e inglés)

Email para reservar:  info@cafeparis.net

No hay comentarios

Dejar un comentario