Bombones caseros.Trufas de vainilla

7
trufas-chocolate-san-valentin

 He leído en muchos blogs que este año os estáis animando con los bombones caseros ¡y me alegro mucho! El chocolate es un ingrediente que ensucia muchísimo, de ahí a que muchas personas no quieran trabajarlo muy a menudo, pero, ¿Y la cara de felicidad de una persona al regalarle bombones caseros? ¡Merece la pena! :-)

Hoy quiero enseñaros una receta fácil de trufas de chocolate con vainilla. Mientras preparaba este post en mi mente, se me ha ocurrido que para hacerlo todo aún más dulce y chocolateado , podéis hacer estos corazones de chocolate y dentro meter una trufa de vainilla ¿Que os parece la idea? Incluso podéis poner dentro del corazón un poco de nata, o mermelada y la trufa encima, así habrá más combinación de sabores a la hora de comerlo todo de un bocado.

Son pocos ingredientes lo que lleva esta receta, así que para obtener unas trufas de chocolate de calidad, tenéis que comprar un chocolate bueno, un cacao bueno y por supuesto una vainilla de calidad y no las vainas secas que venden en el Mercadona. En el club del gourmet del corte inglés podéis encontrar vainas de vainilla de buena calidad sin problemas pero también podéis comprarlas online si queréis, también hay chocolate valrhona, que es el que yo recomiendo para hacer esta receta.

RECETA TRUFAS DE CHOCOLATE Y VAINILLA

450g Chocolate valrhona 55% Equatorial es el que os recomiendo yo, pero si no, siempre podéis usar otra marca pero respetando el porcentaje entre 55% o 58%

280g Nata 35%

80g Glucosa o miel

30g Mantequilla Lorenzana. Yo os recomiendo esta que se encuentra en el Carrefour, pero si no, siempre podéis escoger la que más os guste.

1 vaina de vainilla de buena calidad

c.s Cacao valor puro para rebozar las trufas

ELABORACIÓN

1) Fundir el chocolate al baño maría o al microondas en intervalos de 30 segundos para que no se nos queme.

2) Poner la mantequilla en pomada*. En pomada significa que esté un poco blandita, como es poca cantidad, metiendo la mantequilla en el microondas durante 15 segundos será suficiente. Para saber cuando está, tocáis con el dedo, si se hunde el dedo en la mantequilla, ese es el punto pomada.

3) Hervir la nata con la glucosa o miel y la vaina de vainilla, retirar del fuego, tapar y dejar infusionar 15 minutos. Colar y volcar sobre el chocolate. Con la ayuda de una batidora de mano, comenzamos a emulsionar todo hasta que nos quede una ganache brillante y lisa. Dejamos el bol con la ganache a temperatura ambiente reposar un rato, y cuando esté entre 35ºC y 40ºC  le agregaremos la mantequilla en pomada. Volvemos a emulsionar con la batidora.

¿Cómo hacer las trufas de chocolate?

Hay varias técnicas para hacer las bolitas de las trufas de chocolate. Quizás la más conocida a la hora de hacerlas en casa es dejando enfriar el bol con la ganache de chocolate y luego ir sacando montoncitos de ahí y haciendo bolas. En las pastelerías, dejamos que la ganache coja cuerpo, luego la metemos en la máquina con la pala y le damos unas vueltas para ablandarlas, de ahí a una manga pastelera con boquilla lisa y comenzamos a hacer montoncitos en una bandeja. Se deja reposar otro rato y luego ya boleamos y pasamos por cacao, frutos secos, virutas o lo que queramos.

Os voy a enseñar una técnica que uso yo desde hace bastantes años que a raíz de mi problema en los brazos. La comencé a desarrollar para evitar que me doliesen mucho las muñecas por apretar a la hora de hacer trufas con la manga pastelera. Además lo que más me gusta de esta técnica es ¡que salen todas del mismo tamaño!

En esta foto podéis apreciar que todas las trufas quedan del mismo tamaño.

Necesitamos un molde de silicona de semiesferas pequeñas como éste  y una vez tengamos nuestra ganache con la mantequilla incorporada, con la ayuda de una manga pastelera, rellenaremos las mini semiesferas, tapamos con papel film y metemos en el congelador durante 15 minutos más o menos, así se despegarán perfectamente del molde. Si veis que al darle por debajo para sacarla aún están pegadas, dejarla un poco más de tiempo. Como la ganache es bastante manejable y en ese tiempo lo que hemos hecho es enfriarlas más rápido sin llegar a congelar, la ganache tiene una consistencia perfecta para unir las dos mitades y bolear.

Una vez tengamos las bolas hechas ya las podéis pasar por cacao, coco rallado, frutos secos picados o lo que más os guste :-)

¡Ya me contaréis que tal!

7 Comentarios

  1. Responder Sol 3 febrero, 2014

    Las trufas son mis dulces favoritos desde que tengo uso de razón, creo que es un gusto heredado de mi abuela que a sus 96 años es uno de los regalos que más agradece. Aunque no me queden perfectas creo que cuento con una voluntaria para probarlas. Gracias.

  2. Responder Chary Serrano 4 febrero, 2014

    Magníficas estas trufas.
    Y, efectivamente, son fáciles de hacer

  3. Responder Marukatessen 6 febrero, 2014

    Ya veo que este año lo empezaste con todo, me encanta cuando nos regalas de tus recetas, muchas gracias por compartir tus conocimientos con nosotros, que dios te llene de bendiciones y de buena salud para que nos sigas compartiendo, besitos

  4. Responder Conchi 10 febrero, 2014

    Hola..!!!
    La mantequilla Lorenzana que comentas es con sal…???
    Gracias.

  5. Responder Esther 11 febrero, 2014

    Hola Conchi

    La puedes comprar sin sal también. Para todas las recetas de pastelería y chocolatería, a no ser que especifique que es con sal, siempre que veas “mantequilla” es sin sal :)

    Un saludo!

  6. Responder Cristina 22 octubre, 2016

    Gracias por tus recetas, son muy interesantes.
    Esta tarde estaba haciendo unas trufas y no sé qué ha ocurrido ni cómo arreglarlo. Calenté la nata y fundí el chocolate (igual cantidad de chocolate de cobertura que de chocolate al 74%), añadí el licor y de repente se separó una gran cantidad de aceite que supongo que es manteca de cacao que fui incapaz de mezclar. Qué podría hacer?

    • Responder Esther 30 enero, 2017

      Hola Cristina

      Eso te pasó porque seguramente añadiste el licor sin calentarlo previamente. Siempre es mejor que lo calientes con la nata, así evitarás eso. La única manera de poder arreglar el estropicio es ponerlo a calentar todo junto y cuando todo esté bien caliente, emulsionar con la batidora, es la única manera de rescatarlo :)

      Un saludo!

Dejar un comentario