Berlinas paso a paso – Vídeo receta. Elaboración, conservación y congelación.

1

Hoy aprovecho que es el  para compartir con vosotros mi receta de berlinas paso a paso rellenas. Hasta hace unos años usaba la misma receta de donuts para berlinas, y es que tanto en la escuela como en otros tantos sitios en los que he trabajado, siempre suele ser así. A mi me enseñaron que una berlina “era un donut virgen” 😉 . Pero cuando me mudé a Alemania en 2012 pude comprobar, que las berlinas alemanas de verdad, eran una masa y un sabor totalmente distintos a los donuts.

berlinas-donuts-rellenos-paso-a-paso

Es por eso que desde que comencé a catar berlinas por todos sitios en Alemania, fui investigando toneladas de recetas, hablando con pastelerías y con mamás y abuelas de compañeros de trabajo, que como siempre, son las más sabias en la cocina. Una cosa que me chocó mucho es que, en algunas partes de Alemania ¡las berlinas se fríen en manteca de cerdo! ¡menuda guarrería estaréis pensando! porque fue justo lo que pensé yo, ahora bien, cuando llegó navidades y les hice a mis compañeros de cocina mantecados españoles, cuando supieron que llevaba manteca de cerdo dentro, su cara de asco era un poema… Es curioso la cultura gastronómica de cada lado, por eso adoro viajar y probar y probar sin parar. Aunque yo pensara que freír berlinas en manteca de cerdo era una guarrada, lo probé, y también en margarina y en mantequilla y en aceite de girasol. ¿Y sabéis una cosa? Para gusto colores… 😉 Creo que lo normal es que en España se use o bien aceite de girasol para freír o bien aceite de oliva suave, pero os lo dejo en vuestra mano usar lo que queráis para freír. A mi me parece que cada sabor tiene su encanto y dependiendo de la zona de Alemania donde la probéis, serán seguramente con un sabor diferente por el cambio de fritura.

Seguimos trabajando en las nuevas plantillas de recetas del blog, pero estamos teniendo problemas, así que esta receta os la dejo escrita aquí y el paso a paso.

Berlinas paso a paso

Esta receta es para 14 mini berlinas entre 30g y 40g o 7 grandes de 60g cada una. Podéis multiplicar la receta por dos, tres o cuatro sin ningún problema :-)

  • Harina de fuerza 250g
  • Azúcar 50g
  • Levadura fresca 20g o 7g de levadura seca
  • Leche templada 100ml
  • Yemas de huevos medianos 2
  • Mantequilla fundida 30g
  • Ron oscuro 1 cucharadita
  • Ralladura de limón 1/4
  • Ralladura de naranja una pizca
  • Sal 1/4 cucharadita

Berlinas paso a paso. Elaboración

Aceite de girasol para freir o de oliva suave o manteca de cerdo o margarina… ¡lo que queráis!

Si las berlinas las queremos para comer en el mismo día, seguiremos los siguientes pasos.

1) En un bol grande vamos a poner la harina, con el azúcar y las ralladuras.

2) Agregamos en el siguiente orden: las yemas, la mantequilla y el ron.

3) Mezclar la levadura con la leche junto con una pizca de azúcar. Esto ayuda a activar antes la levadura. Cuando esté casi disuelto, agregarlo a la masa anterior.

4) Amasar con los ganchitos espirales durante 5 minutos, cuando la masa comience a despegarse de las paredes del bol, agregamos la sal.

5) Tapamos y dejamos reposar durante 1 hora a temperatura ambiente.

6) Sacamos del bol, quitamos el aire, pesamos las berlinas o bien de 60g cada una o bien de 30g cada una si las queremos más pequeñas. Boleamos y apoyamos dejándolas con espacio de separación en un plato o bandeja con papel de horno y un poco de harina. Dejamos reposar durante 1 hora más, quizás un poco más si hace frío. Tienen casi que doblar su volumen. Un pequeño truco para no esperar tanto tiempo de reposo, es encender el horno al mínimo durante 15 minutos y poner una olla con agua a hervir. Apagar el horno y meter el plato o bandeja con las berlinas y la olla con el agua hirviendo y cerramos. en unos 20 o 25 minutos estarán listas. Con este pequeño truco ayudamos a fermentar antes y ahorramos tiempo en la elaboración.

7) En una olla mediana alta, ponemos el aceite de girasol o de oliva suave para freír. Importante tener cantidad para que floten, ya que si no tenéis experiencia, vais a tener que mover las berlinas bastantes para evitar que se quemen por debajo. El aceite tiene que estar entre 170C y 180C, si tenéis freidora en casa estupendo, si no, podéis medir la temperatura de vuestro aceite con cualquier termómetro o si no, cuando veáis que el aceite esté caliente.

8) Con la ayuda de una espumadera con un poco de aceite caliente, ponemos nuestra berlina con cuidado y agregamos al aceite caliente. Vamos levantando por le lado y cuando veamos que comienza a dorarse, le damos la vuelta. Y cuando veamos que ese otro lado está hecho, la sacamos a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

9) Una vez frías, rellenaremos con una manga pastelera con una boquilla inyectadora o si no tenemos con una boquilla normal lisa. Si lo hacemos con una boquilla normal, antes tenemos que hacer un pequeño agujero con un cuchillo por el lado a la berlina. Rellenamos y pasamos por azúcar en polvo.

berlinas-donuts-rellenos-paso-a-paso-2

Si las berlinas las queremos para comer de desayuno por la mañana, seguiremos los siguientes pasos.

1) En un bol grande vamos a poner la harina, con el azúcar y las ralladuras.

2) Agregamos en el siguiente orden: las yemas, la mantequilla y el ron.

3) Mezclar la levadura con la leche junto con una pizca de azúcar. Esto ayuda a activar antes la levadura. Cuando esté casi disuelto, agregarlo a la masa anterior.

4) Amasar con los ganchitos espirales durante 5 minutos, cuando la masa comience a despegarse de las paredes del bol, agregamos la sal.

5) Tapamos y dejamos reposar toda la noche dentro de la nevera.

6) Ponemos un poco de harina en la mesa. Sacamos la masa del bol, quitamos el aire, pesamos las berlinas o bien de 60g cada una o bien de 30g cada una si las queremos más pequeñas. Boleamos y apoyamos dejándolas con espacio de separación en un plato o bandeja con papel de horno y un poco de harina. Dejamos reposar durante 1 hora más, quizás un poco más si hace frío. Tienen casi que doblar su volumen. Un pequeño truco para no esperar tanto tiempo de reposo, es encender el horno al mínimo durante 15 minutos y poner una olla con agua a hervir. Apagar el horno y meter el plato o bandeja con las berlinas y la olla con el agua hirviendo y cerramos. en unos 20 o 25 minutos estarán listas. Con este pequeño truco ayudamos a fermentar antes y ahorramos tiempo en la elaboración. Para el desayuno, con que os levantéis una hora antes de desayunar, las tendréis listas.

7) En una olla mediana alta, ponemos el aceite de girasol o de oliva suave para freír. Importante tener cantidad para que floten, ya que si no tenéis experiencia, vais a tener que mover las berlinas bastantes para evitar que se quemen por debajo. El aceite tiene que estar entre 170C y 180C, si tenéis freidora en casa estupendo, si no, podéis medir la temperatura de vuestro aceite con cualquier termómetro o si no, cuando veáis que el aceite esté caliente.

8) Con la ayuda de una espumadera con un poco de aceite caliente, ponemos nuestra berlina con cuidado y agregamos al aceite caliente. Vamos levantando por le lado y cuando veamos que comienza a dorarse, le damos la vuelta. Y cuando veamos que ese otro lado está hecho, la sacamos a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

9) Una vez frías, rellenaremos con una manga pastelera con una boquilla inyectadora o si no tenemos con una boquilla normal lisa. Si lo hacemos con una boquilla normal, antes tenemos que hacer un pequeño agujero con un cuchillo por el lado a la berlina. Rellenamos y pasamos por azúcar en polvo.

Conservación de las berlinas

Las berlinas están más ricas si se comen en el mismo día que se fríen. De un día a otro, en casa y con esta receta, es normal que estén un pelín duritas y haya absorbido gran parte del azúcar en polvo. Normalmente en los obradores se usan algunos conservantes (naturales o no) que ayudan a las masas a estar tiernas de un día para otro. Así que no os preocupéis, si al comerlas al día siguiente, las encontráis un pelín duras ¡es normal oompaloompas! son berlinas caseras :)

Congelar berlinas

Después del primer reposo de una hora, cuando sacamos las masa del bol, pesamos y boleamos, es en ese momento con las bolas ya listas, las ponemos en un plato o bandeja con papel de horno con un poco de harina, cubrimos con papel film y metemos en el congelador. Cuando las bolas estén congeladas, las metemos en bolsas y cerramos bien. Podéis tenerlas congeladas hasta un mes. ¿Pero luego como las hago estando congeladas? Tenéis que sacarlas una hora antes del congelador, las ponéis en un plato o bandeja con papel de horno y harina y un poco de separación, y hacemos el truco de fermentado del horno que os he dicho antes. Cuando hayan casi doblado su volumen, ya podemos freír sin ningún problema. ¿A que es una buena forma de tener siempre berlinas ricas en casa? :-) Podéis hacer la berlina y congelar sin relleno, pero a mi personalmente no me gusta el sabor que deja luego, por eso os recomiendo la otra forma, que además es la forma profesional que se usa en los obradores tradicionales.

Termómetro de cocina con cable 13,30€ Comprar
Termómetro de cocina sin cable 4,19€ Comprar
Boquilla para rellenar 4,74€ Comprar
100 Mangas pastelera desechables 14,64€ Comprar

Quizás te interese: Cómo hacer buñuelos de viento paso a paso con chocolate a la taza espeso. Vídeo receta.
Quizás te interese: Cómo hacer caramelo rubio paso a paso. Vídeo tutorial.

1 comentario

  1. Responder FSG 15 octubre, 2016

    Las berlinas quedan estupendas, no hace falta ni rellenarlas. Las he hecho varias veces incluso variando algo la receta y da igual, duran lo justo en la mesa.
    Buen trabajo.
    Gracias por compartir.

Dejar un comentario