Andadas pasteleras y nuevo destino para pastelear ^_^

6
pastelerias-de-londres

De vuelta en Hamburgo. Al final no seguí escribiendo en el blog desde Londres, pero es que de verdad que no he parado entre días de pruebas, entrevistas, visitas a pastelerías y visitar a unos pocos amigos. ^^

Después del martes tan maravilloso que pasé haciendo un stage en Ladurée, el miércoles por la mañana fui la persona más feliz del mundo cuando pensaba en esos postres, de verdad. Entre el miércoles, jueves y viernes tuve de todo. Desde entrevistas que no me interesaron en absoluto lo que me ofrecían, a un par de pruebas en restaurantes reconocidos que me fueron genial y hasta un sitio donde directamente me dijeron que mi currículum era demasiado para el puesto. ¡Una semana movidita como veis!

Hubo un momento en la semana antes de ir en el que me planteé no ir a Londres a buscar trabajo, pero finalmente mis neuronas pasteleras me empujaron a ello y me alegro un montón de haberlo hecho. Esa semana allí he aprendido muchas cosas, se me ha hecho el oído aún más a las entrevistas en inglés, y he podido probar muchísimas cosas deliciosas. Además he podido comprobar que Londres no es una ciudad tan caótica como me habían dicho, pero claro que después de haber vivido en Madrid durante año y medio y en Barcelona unos meses… Vamos, que me movía por el metro como pez en el agua.

Hay una parte de mi que está un poco “pochof” por lo que os conté que me pasó el lunes en aquel restaurante de estrella. Es esa parte de mí que tantas ganas tenía de probar de una vez por todas en un restaurante de ese tipo. Estoy preparada, tengo los conocimientos, las ganas y puedo aportar mucho gracias a todos mis años de experiencia. Pero bueno, me temo que finalmente eso va a tener que esperar ya que justamente ayer acepté un nuevo trabajo en un nuevo país. ^.^

Es la duodécima vez que me mudo en diez años, y aunque por un lado ya empiezo a estar un poco cansada de ir cargando con parte de mis cosas (porque las otras las tengo en un trastero de alquiler) por otro lado es una parte que engancha lo de estar de un lado para otro sin parar. Sobre todo porque cada vez aprendo más cosas nuevas del mundo pastelero gracias a los lugares donde vivo, los nuevos sitios que termino conociendo y haciendo nuevas amistades.

Finalmente me mudo a Dublín. Ya estuve viviendo allí hace un año medio durante casi dos meses donde fui para hacer un intensivo de inglés antes de mudarme a Hamburgo. Fue un país que me encantó y es por eso que, cuando comencé a buscar nuevo destino, era el primero de mi lista. ^.^

Hace dos semanas fui allí para hacer un par de días de pruebas en el obrador donde he aceptado el trabajo. Este nuevo trabajo vuelve a ser un reto para mí. Es un obrador con dos puntos de venta en Dublín, donde desde hace bastante tiempo no tienen a ningún chef pastelero y la gente que está dentro hace lo que puede. Son tiendas no muy grandes donde venden pan de muchas clases, pan ecológico, bollería y un poco de pastelería tradicional. Voy para cambiar absolutamente toda la lista de pastelería que tienen y que está anticuada a la vez que carece de decoración y sabores porque la persona que lo ha estado llevando no tiene mucha idea de pastelería. Dentro del obrador es todo un poco caótico, sin chef pastelero han hecho un poco lo que han querido y trabajan un poco “a lo salvaje” y sin control alguno. Hay un turno de panadería y bollería que entran de noche hasta las 4:00 de la madrugada y los pasteleros entramos de 4:00 a 12:00 de la mañana. De momento son dos personas las que tengo a mi cargo en pastelería hasta que comience a llevar también la parte de bollería donde son tres. Me queda un duro trabajo por delante entre todo lo que os he contado y que es en inglés, pero sé que con todo lo que me gusta esto, lo que me gusta hacer las cosas bien, lo que me gusta enseñar y la paciencia que tengo, sé que podré conseguirlo poco a poco. 🙂

Estoy muy ilusionada, ya que cuando un propietario confía en ti ciegamente para que cambies todo su negocio y te da libertad absoluta para crear, esa sensación, os lo juro, es indescriptible.

Además, en una de las dos tiendas cuentan con un mini obrador donde puedo ir a hacer pruebas de I+D más pequeñas y donde el propietario quiere que comience a dar cursos de aquí a no mucho. 🙂 Lo bueno de tener cibervida pastelera es cuando la gente te conoce, incluso desde otro país, ya que mi futuro jefe también sabe que estoy con los vídeos de YouTube liada y me ha ofrecido ese mini obrador en la tienda para grabar todo lo que yo quiera. ^.^ No trabajaré para ningún restaurante de estrella Michelin al final, pero esta súper oferta pastelera no tiene desperdicio la mires por donde la mires. Y más para gente inquieta como yo, donde poder crear diariamente muchas de las cosas que no estén en la carta es lo que nos da vida. 🙂

También lo bueno de todo esto va a ser que voy a poder ampliar más mi vocabulario pastelero en inglés, voy a seguir aprendiendo más porque me apuntaré a una escuela de idioma y en un futuro me desenvolveré aún mejor. ^.^ El horario pastelero de 4:00 a 12:00 es de mis favoritos porque yo soy de dormir poco y luego tengo todo el día libre para hacer lo que yo quiera. Así que seguiré teniendo tiempo para el blog, YouTube y mi vida personal, eran puntos a favor para aceptar este nuevo trabajo. Además de que puedo seguir ampliando mi recetario y mi book de fotos con mis trabajos. ^.^

Como visité muchos sitios molones en mi semana en Londres iré escribiendo los posts poco a poco. 🙂 ¡Gracias a todos por vuestros comentarios de ánimo! ¡A por otra aventura pastelera!

6 Comentarios

  1. Responder Gastroadikta 5 agosto, 2014

    Me parece fenomenal que te hayas quedado con esta oferta, eso de poder cambiar por completo su pastelería y que te den libertad total es de lo mejor, así trabajarás mucho más a gusto y también el hecho de que sea un país en habla inglesa. Yo por suerte me defiendo bastante bien, pero hay momentos en que siempre te quedas bloqueado y esto te proporcionará mucha ventaja para aprenderlo, ya que tenerlo que hablar 24 horas si o si, hará que te espabiles por fuerza 🙂
    Mucha suerte que no te la mereces y mis felicitaciones!!

  2. Responder Monica 5 agosto, 2014

    ¡Enhorabuena! Me da un poco de pena ya que nos veíamos haciendo rutas pasteleras por London city jajaja pero realmente es una excelente oportunidad ya que te permitirá dar rienda suelta a tu imaginación pastelera 🙂 Deseando ver las cosas que haces en Dublín.

  3. Responder MARINA DE CASTRO 9 septiembre, 2014

    Esther, me alegro un montón de que te quedes en Dublín en una pastelería que puedes organizar y experimentar. Si necesitas una ayudante de pastelería para que te eche una mano, aquí hay gente dispuesta. Mucha suerte. Un saludo fuerte desde Valladolid.

  4. Responder Daniel 26 octubre, 2014

    Que grande eres esther!!!la verdad que uno puede estar leyendo x aqui durante horas y disfrutando de todo lo que cuentas….muchisima suerte en esta nueva y etapa….y respecto a la mala experiencia de londres,nose ni como aguantaste 3 horas…yo he trabajado en estrellas michelin tb,y la verdad qte encuentras de todo,siempre hay mucha tension,y eso qyo he tenido bastante suerte en ese tema,pero iwalmente te animo a q la proxima vez q vayas a cambiar d aires lo intentes d nuevo en un estrella michelin xq si das con uno bueno,con tus conocimientos podrias hacer autentica magia!!!

  5. Responder Esther 26 octubre, 2014

    Muchas gracias Daniel!

    Otra cosa no seré pero cabezota soy un rato, así que créeme que más adelante volveré a intentarlo, yo soy en de las que piensa que está mal meter todo en un mismo saco y tengo compañeros que han estado muy bien en sitios de estrella 🙂

    Un chocoabrazote!

  6. Responder Del dicho al hecho ¡patada en los cojones! | Chocolatisimo 4 mayo, 2015

    […] donde os explicaba mi nueva residencia y todas mis chocoideas para el futuro en YouTube. Hace unos meses escribía ilusionada en el blog hablando de un nuevo trabajo en Dublín, un nuevo trabajo donde una vez más, después de unos meses, todas las promesas que se me dijeron […]

Dejar un comentario