Aceites Hacienda el Palo – Conociendo aceites deliciosos

2
aceite-hacienda-el-palo

Este año me he propuesto cosas diferentes a la de todos los años, y una de ellas es el conocer más aceites con los que combinar tanto mi dulce trabajo, como los platos y elaboraciones que hago en casa. Quizás muchos de los que me leéis desde España esto os parezca una tontería, pero yo que llevo ya tantos años viviendo en el extranjero, lo que más echo de menos después de mi familia y amigos es el aceite. ¿Y el jamón, qué pasa con el jamón? también lo he echado mucho de menos, pero me he dado cuenta que fuera de España aunque sea caro, puedes conseguir embutidos de calidad, entre éstos el jamón.

Es por eso, que con el paso de los años viviendo fuera me he dado cuenta de que lo más echaba de menos eran los buenos aceites, ya no sólo para cocinar o mi tostada de por la mañana, si no también para pastelear como por ejemplo unas tradicionales y deliciosas magdalenas con moño hechas con aceite de oliva. En serio, unas magdalenas tradicionales hechas con un aceite de oliva malo o un aceite que es “medioqué” no le llegan ni a las suela de los zapatos a unas hechas con un buen aceite.

aceite-hacienda-el-palo

Los que me seguís por facebook y por twitter ya sabéis que yo desde hace años uso otros aceites de oliva muy buenos que me gustan tanto para mi trabajo como para el hogar. Pero la verdad es que esos aceites son fáciles de conseguir en casi cualquier lado, y estoy intentando buscar un poco más a fondo empresas familiares o empresas que no sean muy conocidas para tener la posibilidad de encontrar cosas deliciosas y desconocidas. 

El mes pasado me encontré con estos aceites que me han sorprendido y gustado mucho. Ya había leído en algunos sitios sobre los aceites de alta gama Bravoleum (las dos botellas de la derecha), pero es que además de esos dos, tienen un AOVE elaborado con unas aceitunas más maduras con un toque amargor ligero que me encantó (botella de la izquierda). Además el AOVE de Hacienda el palo me recordó a mi hogar cuando era pequeña, ya que mis padres siempre traían a casa aceites de empresas pequeñas de Jaén en unas garrafas que venían sin etiquetar y sin nada. Fue oler este aceite y notar como en su olor decía “¡cocíname ya!”. Si sois unos conicillas os lo recomiendo.

Los aceites Bravoleum tienen ese toque ya algo más gourmet, cuentan con la variedad de arbequina y picual. Las variedades picual suelen ser mis favoritos, éste tiene un toque de amargor leve pero sin ser muy intenso, cosa que para pastelería en algunas elaboraciones me viene genial. Y el de arbequina con su sabor afrutado y dulce, en casa para ensaladas y cremas da un sabor delicioso. Me gustaría experimentar y hacer algo de cocina molecular con el arbequina, ya que su sabor me parece interesante para investigar y combinar, así que ya os iré contando sobre mis pruebas :) Si os gusta probar cosas nuevas y además sois un poco gourmet en casa cocinando para sorprender a los demás, veo muy interesante los aceites Bravoleum :)

Para más información sobre estos aceites

2 Comentarios

  1. Responder Ramon 23 noviembre, 2015

    Hola guapa. Me gusta mucho tu página. Saco muy buenas recetas y disfruto tanto como tú de cocinar, sobretodo haciendo dulces, ya que siempre han sido mi gran pasión. Desde que descubrí tu página, soy un asiduo de ella.
    He leído el artículo sobre los aceites, y me he atrevido a escribirte.
    En Jaén existe una variedad especial, aparte de la conocida picual.
    Se llama Royal. No es amarga, sino dulce y muy agradable. De un color dorado fino.
    Es especial para tostadas y ensaladas, entre otros.
    La recogen antes de la picual, cuando aún no está del todo maduro el fruto.
    Si alguna vez puedes probarla te sorprenderá.
    Mi esposa es originaria de allí y desde que me la enseñó, no quiero ninguna variedad más.
    Un saludo y sigue sorprendiéndonos cada día.

    • Responder Esther 1 diciembre, 2015

      Muchísimas gracias por la información! :) ¡Lo investigaré!

Dejar un comentario